Mr.RIGHT | A love & shoes story

Tradiciones de boda… ¿de obligado cumplimiento?

tradiciones de boda

La moda y sus tendencias tienen un clarísimo impacto en el mundo de las bodas. Desde los bouquets hasta los vestidos de novia, pasando por los arreglos florales, los trajes de novio y, en términos generales, la vestimenta de todos los asistentes. Ahora bien, salvando las variaciones estilísticas que la moda dicta, hay determinadas tradiciones de boda —relativas a la ceremonia en sí— que parecen de obligado cumplimiento y que nadie osa poner en entredicho… ¿o sí? Pues resulta que hoy nos sentimos un poquito atrevidas y desobedientes…

Bueno, quizá no te parezcan tan rompedoras nuestras propuestas, pero ciertamente existen tradiciones de boda que se dan siempre por hecho y con las que no has de estar necesariamente de acuerdo. Al fin y al cabo, se trata de TU boda, ¿no?

Tradiciones de boda para romper… ¿o no?

1.- Casarse de blanco, ¿pero por qué? Precisamente en nuestro último post destacábamos colores como el azul hielo, súper de moda y una preciosa alternativa al blanco. Ahora bien, no serías la primera en romper con lo establecido en cuestión de colores.

Desde la mismísima Elizabeth Taylor, que se casó de amarillo en 1964, hasta Kaley Couco (actriz de The Big Bang Theory) que se casó en 2014 con un sencillo vestido rosa de Vera Wang, pasando por Sofía Coppola, que se decantó por el lila y la complicidad de Azzedine Alaïa para su boda en 2011. Todas se desviaron del blanco tradicional, cada una por sus diferentes razones; ¿cuáles son las tuyas?

2.- El lanzamiento de arroz. Para algunas de nosotras, una de las tradiciones de boda más incómodas y fastidiosas, ¡simplemente porque el arroz es demasiado arrojadizo! ¿Por qué no recurrimos a los pétalos de flor, las pompas de jabón o el confeti ecológico (hecho con hojas secas)? ¡Hágase la paz y empleemos materiales que no puedan convertirse en proyectiles!

3.- El lanzamiento del ramo. Se trata de una tradición heredada de los EE.UU. y que no tiene por qué gustarte; ¿realmente es necesario poner en evidencia a los solteros y solteras “disponibles” para cumplir con este ritual? Si estás dispuesta a desprenderte del bouquet, puedes deshacerlo y entregar flores o pequeños ramilletes a tus seres más queridos, como recuerdo de este momento tan especial.

4.- En último lugar, el mayor atrevimiento de todos… aunque nos salgamos del terreno de las tradiciones de boda y nos adentremos en el reino de las pedidas de mano; ¿quién dijo que el chico es quien tiene que pedir la mano de su amada?

Si de manera informal ya habéis hablado y discutido sobre vuestros planes futuros de boda, ¿por qué no tomas tú la iniciativa? Puedes seguir el ejemplo del personaje de Julia Roberts en la película “Novia a la Fuga”, a la que ya aludíamos en un post anterior sobre pedidas de mano “de cine” y cuya foto adorna nuestro post de hoy.

¿Y tú, qué opinas? Cuéntanos…

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta