Mr.RIGHT | A love & shoes story

Pedidas de mano de película

pedidas de mano

Hoy queremos dedicar la entrada a aquellas pedidas de mano “de película” con las que todas hemos soñado, recordando algunas de las escenas que han conseguido ponernos la piel, literalmente, de gallina.

Escenas en las que sus protagonistas, después de diferentes aventuras y desventuras, descubren -o reconocen finalmente- el amor que sienten el uno por el otro, decidiendo unir sus destinos para siempre.

Cada película podrá remover algo diferente en cada una de nosotras, pero no se puede negar que todas ellas consiguen acelerarnos el pulso y que nos entren ganas de deshacernos en lágrimas de felicidad; ¡viva el amor!

Nuestro ranking de pedidas de mano lo componen escenas de seis películas diferentes. Nos hemos dejado muchas en el tintero pero vaya por delante que la decisión ha sido muy difícil; éstas son, desde nuestro punto de vista, las más emotivas.

Ranking de pedidas de mano; para derretirse

Nº1.- Jerry Maguire. “Tú me completas…” “Ya me tenías con el hola…” ¿Te suena de algo? Tom Cruise te podrá gustar o no pero, reconozcámoslo, ¡todas nos derretimos con esta escena! Jerry Maguire reconoce sus sentimientos por Dorothy Boyd, el personaje interpretado por Reneé Zellweger y no sólo la convence a ella; también consigue persuadir al grupo completo de mujeres allí presentes de que sus intenciones con Dorothy son más que honestas. ¡Para comérselo!

Nº2.- Cuatro Bodas y un Funeral. Andie MacDowell y Hugh Grant, dos grandes actores que parecen nacidos para el papel que interpretan en esta película, retratan una escena memorable…bajo la lluvia (*suspiro*).  “¿Aceptarías no casarte conmigo? ¿Crees que no casarte conmigo podría convertirse para ti en algo que durara para el resto de tu vida?”. Aunque no es la manera más directa de pedirlo, la chica por supuesto acepta y ambos se funden en un beso definitivo.

Nº3.- Love Actually. En esta película queda claro que el amor no entiende de idiomas, culturas o barreras, y que su lenguaje es universal. Colin Firth, interpretando a Jamie, viaja hasta Portugal en busca de su amada. Allí se declara abierta y públicamente, pidiendo la mano de Aurelia, para disfrute y regocijo de los reunidos en el restaurante, centro de la escena. Él, inglés, ella, portuguesa, apenas entienden lo que dice el otro, pero eso es lo de menos… (*suspiro*).

Nº4.- Cuando Harry Encontró a Sally. ¿Pensabas que olvidaríamos al clásico entre los clásicos? “He venido aquí esta noche porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida con alguien, deseas que el resto de tu vida empiece lo antes posible…”.

El personaje de Meg Ryan contesta con un “te odio” pero todas sabemos que, en ocasiones, el odio y amor son dos caras de una misma moneda, ¿verdad?

Nº5.- Sexo en Nueva York. Como no podía ser de otra manera, unos increibles Manolo Blahnik son los protagonistas de una escena en la Mr. Big (interpretado por Chris Noth) propone nuevamente matrimonio a Carrie Bradshaw (a la que da vida Sarah Jessica Parker), declarándole tiernamente su amor. A pesar de todas las idas y venidas, ambos están dispuestos a darse una nueva oportunidad porque, como bien dice la propia Carrie,  “no se trata de lógica, se trata de amor”…

Ante la falta de anillo, Mr. Big improvisa y sella el trato con los zapatos en cuestión. Digno de ver…

Nº6.- Novia a la Fuga. Es la menos convencional de las pedidas de mano del ranking, pero no podíamos dejarla fuera, simplemente porque la pareja la forman Julia Roberts y Richard Gere, un dúo que ya nos embelesó en Pretty Woman.

La particularidad de esta escena es que el personaje femenino lleva la voz cantante, se arrodilla y se declara al personaje masculino, haciéndolo con estas evocadoras palabras: “Te garantizo que habrá épocas difíciles, y te garantizo que, en algún momento, uno de los dos, o los dos, querremos dejarlo todo. Pero también te garantizo que, si no te pido que seas mío, me arrepentiré durante el resto de mi vida, porque sé en lo más profundo de mi ser, que estás hecho para mí…”

Nos encanta esta última declaración de principios. Representa una manera preciosa de entender y emprender la aventura del matrimonio y la vida en pareja.

Desde aquí deseamos que vivas escenas tanto o más bonitas que las que hemos querido compartir aquí hoy contigo; ¡hasta pronto!

0 Comentarios

Dejar una respuesta