Mr.RIGHT | A love & shoes story

Planes para un San Valentín muy romántico

san valentín romántico

No siempre es fácil opinar sobre lo que debe ser San Valentín para una pareja, por la sencilla razón de que cada pareja es un mundo. Hay parejas para las que San Valentín es simplemente una fecha más del calendario, en la que el amor ha de estar tan presente como el resto de los días del año. Pero también hay parejas para las que el 14 de febrero es una fecha señaladísima, en la que todo debe girar en torno al romanticismo. En Mr. RIGHT somos de la opinión de que en el punto medio se encuentra la virtud, aunque por supuesto respetamos los extremos. Porque, al fin y al cabo, en todos los casos se trata de amor, ¿no?

 

Dicho lo cual, queremos presentarte algunas propuestas para San Valentín, por si necesitaras inspiración, sin que perdamos de vista una máxima; lo importante es el detalle.

 

Y puesto que se trata del detalle, también lo queremos tener contigo. Desde hoy y hasta el próximo 14 de febrero —inclusive—, todos los pedidos realizados en nuestra tienda se realizarán sin gastos de envío. ¡Viva el amor!

 

Un San Valentín especial al alcance de cualquier pareja

 

1.- La cena romántica es una alternativa muy socorrida pero, ¿y si la cena tiene lugar en el primer restaurante al que fuiste con tu pareja? Siempre es bueno recordar cómo y dónde germinó el amor entre vosotros. Y te proponemos un juego; cuando hayáis pedido la comida, anotad cada uno en un papel los mejores recuerdos vividos juntos durante los pasados 12 meses y luego intercambiaros las notas.

 

2.- Anota en pequeños papelitos todos los tipos diferentes de besos que se te ocurran, introdúcelos en una bolsita —de fieltro rojo, por ejemplo— y regálasela a tu pareja. Dependiendo de tu “generosidad”, ofrece a tu pareja la oportunidad de sacar, uno, dos o tres papelitos, y dale el beso que corresponda…

 

3.- Planifica una escapada de fin de semana. San Valentín cae este año en martes, por lo que quizá puedas apuntar al viernes 17… De nuevo, puede parecerte una idea bastante manida, pero la clave está en los detalles. Porque, al fin y al cabo, una reserva de hotel es muy fácil de hacer, pero no lo es tanto encontrar un sitio muy especial y una escapada en la que tu pareja no tenga que preocuparse DE NADA. Si tenéis niños, ocúpate de que alguien de confianza cuide de ellos. Haz las maletas para los dos, preséntate en su trabajo a la hora de comer y sorprende a tu pareja con un viaje totalmente inesperado.

 

En resumidas cuentas, a veces se trata de que salgamos de nuestra zona de confort y de que realmente nos esforcemos. Si no se nos da bien cocinar, ¿por qué no demostrarle a nuestra pareja cuánto la queremos cocinando —intentando cocinar— algo sofisticado? Si no se nos da bien escribir, ¿qué tal si nos esforzamos con la composición de un poema? ¿Hay una manera más transparente y sencilla de demostrar el amor?

 

Y si nada de esto es posible y optamos simplemente por hacer un regalo convencional en San Valentín, pensemos de verdad en los intereses y gustos de nuestra pareja. Intentemos ser creativos e imaginativos, pero nunca perdamos de vista una realidad; todos los días pueden ser 14 de febrero si los dos queréis.

0 Comentarios

Dejar una respuesta